Instrucciones

Paso 1: Une la costura central

Une la costura curvada en el centro de nuestra mascarilla colocando los derechos juntos y cosiéndolos.

Une la costura central

Repite este paso tanto para la tela exterior (principal) como para la tela interior (forro).

Paso 2 (opcional): Plancha la costura central

Este paso no tiene valor funcional, sólo hará que tu mascarilla se vea mejor. Así que si te da igual, siéntete libre de saltártelo.

Plancha la costura en la costura central abierta para que quede bonita y plana.

Como ésta es una costura curvada, no quedará plana. Pero se puede acercar la plancha desde al lado, y después hacer la segunda mitad desde el otro. Alternativamente, puede utilizar un jamón o cojín para prensa.

Repite este paso tanto para la tela exterior (principal) como para la tela interior (forro).

Paso 3: Cosa la tela exterior al forro y una las cintas

Una el forro a la tela exterior

Ahora coseremos la tela interior (forro) a la tela exterior (principal), y uniremos las cintas en un solo paso.

  • Pon el forro hacia abajo con el lado derecho hacia arriba.
  • Luego, pon dos cintas en las esquinas de un lado (como en nuestro ejemplo) para que sobresalgan un poco de la mascarilla, pero la cinta se extiende hacia dentro.
  • Ahora pon la tela principal encima con el derecho hacia abajo. Ahora deberías tener ambas capas de tu mascarilla una encima de la otra con derecho juntos y dos cintas enrolladas entre ellas
  • Pon alfileres a través de las cintas y las capas de tela para mantenerlas en su lugar
  • Ahora haz lo mismo en el otro lado

A medida que coges práctica, encontrarás que no necesitas poner alfileres puedes insertar las cintas cuando te acercas a la esquina.

Ahora cose alrededor de la mascarilla asegurándote de dejar un lado abierto para poder girarla hacia adentro más tarde.

Ten cuidado de no atrapar ninguna de las cintas en la costura aparte de donde deben estar cosidas. Guíalas a través de la abertura que dejaste en un lado, o mételas entre las capas de la mascarilla para mantenerlas apartadas.

Paso 4: Vuelve la máscara dentro

Ahora, tu mascarilla está hacia adentro, así que tenemos que darle la vuelta.

Simplemente tira de la tela a través de la abertura que dejaste antes.

Paso 5 (opcional): Plancha la mascarilla

Este paso no tiene valor funcional, sólo hará que tu mascarilla se vea mejor. Así que si te da igual, siéntete libre de saltártelo.

Ahora que la mascarilla está terminada, es hora de plancharla. Antes de hacerlo, asegúrate de plegar el margen de costura del lado que dejamos abierto hacia adentro, para que lo planchemos como si estuviera cosido.

Paso 6: Cierra el lado abierto de la máscara y cose alrededor del borde

Cose alrededor del borde de la mascarilla

Ahora es el momento de cerrar el lado de nuestra mascarilla que dejamos abierto para girarla hacia fuera.

No vamos a cerrar simplemente la apertura, sino que además coseremos el borde alrededor de toda la mascarilla para darle algo de estabilidad adicional, y mantener el forro en la parte trasera.

Asegúrate de que el lado abierto esté plegado de forma clara en el interior, y luego cose alrededor de toda la máscara.

Paso 7: Usa tu máscara o haz un montón

¡Eso es todo! Ahora puedes ponerte tu máscara.

Aún mejor, haz un montón para que también puedas darles mascarillas a otros.